Los materiales que están destinados a entrar en contacto con los alimentos están regulados específicamente en muchos países.

En Europa, los materiales en contacto con los alimentos (FCM o Food Contact Materials) se rigen por un reglamento marco del derecho comunitario europeo. Existen límites de migración específica para algunos compuestos y existe también una  lista aprobada que compila monómeros y aditivos cuyo uso está autorizado en envases de plástico,  en base a una evaluación toxicológica. Para otros materiales plásticos también existe una legislación específica. Éste es el caso de la cerámica (Directiva 84/500/CEE) y  los derivados específicos de resinas epoxi (Reglamento CE 1895/2005).

En los EE.UU., las sustancias en contacto con alimentos se consideran aditivos alimentarios indirectos (21 C.F.R. Partes 174-186). La autorización para las sustancias utilizadas en los FCM se puede obtener formalmente mediante una solicitud (21 CFR 174-178) y más recientemente, a través de un sistema llamado Food Contact Notification, o se puede obtener también publicando estudios que demuestren que una sustancia es segura. Al igual que en Europa, las autoridades hacen cumplir la normativa limitando la migración. Esos límites se basan en estimaciones de riesgo y de la exposición a un determinado producto químico. Mientras que el riesgo se calcula, tanto en Europa como en los EE.UU., a partir de datos toxicológicos, la exposición se calcula de forma diferente. En Europa, las autoridades asumen que el peor de los escenarios es 1 kg de cada tipo de alimento envasado ​​en 6 dm2 consumidos por día. En EE.UU. la exposición se calcula con datos reales. Los supuestos sobre la cantidad de un determinado producto alimenticio que se consume al día (ver Factor Consumo ) y cómo se envasa (es decir, aluminio, vidrio, PET, PP, PE, acero, etc.), determinan la estimación de la exposición final. En Japón, la regulación formal (Ley de Higiene Alimentaria y ley básica de seguridad alimentaria)  se complementa con normas de la industria que tienen carácter voluntario. Estos programas voluntarios de la industria comprenden también una lista aprobada que incluye la lista de la Unión Europea para los envases de plástico y la lista de aditivos de EE.UU., entre otras.

A continuación, se resume con más detalle la situación legal con respecto a los materiales en contacto con alimentos en las tres diferentes regiones.

Más

Magnuson, B. et al. (2013) “Review of the regulation and safety assessment of food substances in various countries and jurisdictions.” Food Additives and Contaminants, Part A, 30(7):1147-1220.

 

Share